Representaciones del turismo desde los dibujos y explicaciones de las jóvenes generaciones

Anna María Fernández Poncela

Resumen

A través de la técnica del dibujo, así como de una explicación verbal, escrita y descriptiva del mismo, se realiza un acercamiento a la representación social gráfica y verbal del imaginario de las jóvenes generaciones sobre el turismo en su pueblo: Huasca de Ocampo, Hidalgo, México. Se trata de recabar, revisar e identificar las percepciones, opiniones, valoraciones y actitudes de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que residen en el municipio de Huasca y que estudian en escuelas públicas de su cabecera municipal.

Algo que salta a la vista en el análisis es la claridad que tienen las jóvenes generaciones sobre la realidad y potencial turístico de su entorno patrimonial cultural y natural. Otro hallazgo es como, al parecer, el turismo es ya una parte constitutiva que caracteriza su identidad social como huasquenses. Predomina en todo momento una representación social favorable al turismo.

Palabras clave: Turismo, infancia, adolescencia, representaciones sociales, dibujos, Huasca, México.

En los estudios de turismo uno de los acercamientos es la revisión de percepciones y valoraciones de la población receptora aplicando encuestas y entrevistas. El considerar la opinión pública del lugar turístico es importante e interesante por diversas cuestiones, entre otras cosas, observar los impactos, los costos y los beneficios que las y los habitantes consideran desde su propia mirada, más allá de los discursos políticos o académicos. Aunque la mayoría de estas investigaciones suelen hacerse entre población adulta en general, aquí se ha optado por recabar la mirada infantil.

Se parte de una pregunta de investigación de carácter general y central ¿Cuál es la percepción y valoración infantil y juvenil huasquense sobre el turismo en su municipio? Para responderla se tomará en cuenta las representaciones sociales sobre el tema, y en concreto la mirada reflejada a través de la expresión icónica y verbal.

Turismo e imaginarios y representaciones sociales infantiles y adolescentes

Se revisaron las miradas, percepciones, imágenes, opiniones, vivencias, sentires, valoraciones y actitudes principalmente, que son parte de las representaciones sociales entendidas éstas y de forma resumida y breve como: “sistemas cognitivos en los que es posible reconocer la presencia de estereotipos, opiniones, creencias, valores y normas que suelen tener una orientación actitudinal positiva o negativa. Se constituyen, a su vez, como sistemas de códigos, valores, lógicas clasificatorias, principios interpretativos y orientadores de las prácticas, que definen la llamada conciencia colectiva, la cual se rige con fuerza normativa en tanto instituye los límites y las posibilidades de la forma en que las mujeres y los hombres actúan en el mundo” (Araya, 2002:11). En resumen hay que “Entender las representaciones como saberes prácticos y reflexivos, permiten entender el cambio en la significación cotidiana” (Rodríguez Salazar, 2001:62). Son formas de conocimiento de sentido común de la realidad que configuran marcos interpretativos y experienciales de la misma, guías de interacción y acción social, un saber instrumental que comparte aprehensión, acción y comunicación (Jodelet, 2008).

Sergei Moscovici (1979) las explica como interfaz entre lo psicológico y lo social, lo simbólico y lo real, construcción del conocimiento en la vida cotidiana que comunica y orienta la acción, imágenes y conceptos interactivos y dinámicos en el tiempo y el espacio, retroalimentando reflejo y producción. En fin, una forma de organización psicológica, de comunicación y conocimiento social, que reproduce, produce y transforma, producto y proceso a la vez, un movimiento bidireccional o cíclico entre sujeto y objeto en el acto de conocimiento y comunicación, donde y cuando concepto y percepción son intercambiables (Ibáñez, 1988; Jodelet, 2008).

De Alba añade “constituyen “lentes” a través de los cuales concebimos el mundo y actuamos sobre él de acuerdo con un marco normativo y de valores socialmente compartidos. Acción y representación se complementan en una relación dialéctica en la medida que éstas guían a aquéllas al mismo tiempo que la experiencia modifica o enriquece nuestra idea de las cosas (2007:288-9).

Las representaciones son parte del proceso del imaginario social entendido éste como sistema simbólico dinámico de incesante creación, psicológico, social e histórico que aterriza en la creación de la “realidad” y supuesta “racionalidad”, una simbolización cultural que imbrica sentimientos, pensamientos y acciones colectivas, que aglutina lo social y psíquico, lo afectivo y cultural. Como señala Cornelius Castoriadis (1983, 1988) el imaginario social es una simbolización cultural, una urdimbre o magma de significaciones imaginarias que mantiene unida a la sociedad, le da sentido, la dirigen y orientan como construcción histórico social.

En resumen, los imaginarios son esquemas de representación, interpretaciones de la realidad, creación social de sentido, que construyen simbólicamente –memoria, experiencia, realidad- desde el origen de lo social, proporcionan identidad profunda y fuerte cohesión al ser entidades culturales amplias de larga duración con un componente mítico, emotivo y movilizador –deseos, proyectos, utopías-. Mientras que las representaciones son representaciones, o en su caso construcciones, de algo –objeto, situación- o de alguien, esto es, lo concreto en el aquí y ahora, con espacio y lugar posible, de corta duración, de carácter socio-cognitivo, construyen conocimiento con contenido específico sobre la vida cotidiana, saber pragmático, lo que piensa la gente y cómo se comunica. Son en resumen concretizaciones de los imaginarios de alguna manera o una interfaz entre éstos y la supuesta realidad específica (Banchs Agudo y Astorga, 2007; Girola, 2012).

Finalmente, aquí y como ya se dijo y reiteramos, vamos a explorar y reflexionar sobre las representaciones sociales del turismo desde la visión infantil a través de la expresión lingüística e iconográfica.

Producciones iconográficas y discursos verbales como estrategia metodológica

El instrumento diseñado es un cuestionario sencillo en el cual se solicita un dibujo sobre cómo ven el turismo en Huasca y la explicación del mismo. Así se pretende cubrir la expresión verbal lingüística escrita y la gráfica o icónica. El dibujo es una excelente estrategia metodológica para niños y niñas, ya que se trata de algo que les suele gustar en general, se puede realizar en horas de clase en su salón y dan rienda suelta a su creatividad expresando cosas que quizás no saben o no pueden todavía verbalizar por diferentes motivos que van desde su desarrollo psicosocial hasta la dificultad de expresar el inconsciente. Además, el complemento lingüístico explica y focaliza la representación iconográfica aclarándola y matizándola.

El dibujo ha sido utilizado para diversos temas sociales y proporciona “mucho más que una simple copia de la realidad y supone, igualmente, una forma de utilización de una imagen interna. El dibujo es una producción material del niño muy ligada a la imitación, y también al juego, ya que los niños encuentran un gran placer en su realización” (Delval cit. Fernández Poncela, 2005: 148). “Además, para los niños dibujar no es sólo una diversión, sino que constituye, a determinadas edades, su principal fuente de expresión” (García, Navas y Cuadrado, 2003:61). Es más, los dibujos son una manera de articular el conocimiento, de crear mundos imaginarios, de plasmar espacios internos, ya sean representaciones mentales, ya sean representaciones sociales. El dibujo infantil se caracteriza por su realismo, su intento de reproducir o imitar la realidad, con lo cual constituye un medio satisfactorio y funcional para poder revisar e interpretar las miradas infantiles. Es más, según Piaget, los dibujos de niños y niñas, no son meras reproducciones aproximadas de lo que ven, son representaciones de la forma en que conciben e interpretan la realidad social que los circunda (Piaget, 1986).

Por otra parte, también se analizan palabras y frases, esto es, la expresión lingüística verbal escrita de la infancia consultada, y sobre el tema “…el lenguaje, vinculado igualmente con la imitación en su aprendizaje, y ligado como las otras manifestaciones de la función semiótica al conjunto del desarrollo cognitivo, constituye la forma de representación más original, extensa e importante que los hombres van a utilizar” (Delval, 1999:233). Y es que “El niño tiene que ir construyendo también explicaciones de conjuntos de fenómenos, y elaborando modelos o teorías sobre la realidad” (Delval, 1999:379). Durante el desarrollo infantil se conforma una representación de la sociedad en la que se vive, una representación social determinada sin duda por la población adulta, pero resultado de la actividad constructiva del niño o niña, esto es, en interacción con la realidad social la cual se habita (Delval, 1989).

En cuanto al estudio concreto, el instrumento que consta de preguntas y dibujo se aplicó en junio del año 2013 a 180 niños, niñas y jóvenes de una escuela primaria, otra secundaria y otra de bachillerato, todos ellos centros públicos, en la cabecera municipal, por lo que los sujetos participantes son de todo el municipio. Se trata de centros escolares que existen en el mismo, y se optó por la aplicación del instrumento en ellos para facilitar el trabajo y garantizar la expresión de las jóvenes generaciones en sus diversas edades y diferentes grados educacionales de forma amplia y satisfactoria. Participaron 60 de primaria, 60 de secundaria y 60 de bachillerato, 20 por grado, teniendo en cuenta los tres de bachillerato, los tres de secundaria, y los tres últimos de primaria, mitad hombres y mitad mujeres casi en todos los casos, y con edades comprendidas entre los 9 y 12 años para la educación básica, y de 12 a 15, y entre 15 y 18, los de educación media y media superior, respectivamente. Una pregunta para contextualizar el aspecto socioeconómico y cultural del infante fue la ocupación paterna y materna, al respecto 25.3% respondieron que su padre era albañil y 12.7% que era agricultor. Con relación a las madres más de dos terceras partes (67.3%) declaró que era ama de casa y se dedicaba al hogar, solo 4.9% dijeron que era cocinera y 3.7% comerciante. Por lo que con estos datos puede afirmarse que se trata de sectores sociales empleados o por cuenta propia de bajos recursos en general.[1]

 

Huasca de Ocampo

Decir que Huasca de Ocampo es una población de alrededor de 500 habitantes en el municipio homónimo en el Estado de Hidalgo, de alrededor de 17,000 pobladores. Está localizada a 34 km de Pachuca, la capital del Estado, y a 16 km de Real del Monte en la sierra de Pachuca. El pueblo está enclavado en la montaña rodeado de vegetación, agua y bosques, si bien parte del territorio municipal se ubica en el valle de Tulancingo. Como característica las casas suelen ser blancas y los techos de dos aguas cubiertos de teja de arcilla o laminado rojo. Se trata de un lugar antaño minero y hoy básicamente dedicado al turismo. Mismo que ha sido tradicional desde hace mucho tiempo y que en los últimos años se ha visto impulsado por el nombramiento de Pueblo Mágico (2001) por la Secretaría de Turismo. Así la historia, las edificaciones, en especial las ex haciendas y el centro, la naturaleza, bosques, lagos y espacios campiranos recreativos, los Prismas basálticos, entre otras cosas, son hoy atractivos turísticos, además de las leyendas, el aire puro, la rica comida, y sobre todo la tranquilidad en la que todo mundo parece coincidir, habitantes y visitantes, y también infantes como veremos en estas páginas (Enciclopedia de los Municipios de México, 2002).

La mirada sobre el turismo desde la iconografía y la expresión verbal escrita

Se parte de la consideración de que al solicitar dibujos sobre “Cómo ves tú el turismo en Huasca” lo que se pretende es obtener la visión infantil, fincada ésta en percepciones, opiniones y valoraciones, esto es, una conformación de la representación social sobre el mismo, en la cual y supuestamente se pensaba aparecerían aspectos o temas tales como empleo, patrimonio material e inmaterial, infraestructura urbanística y servicios, identidad cultural y visión de futuro, así también problemáticas como tráfico o basura, o de aglomeración de personas, inseguridad e incluso cambios culturales. Por supuesto, se tiene en cuenta que la mirada de adolescentes e infantes es su propia mirada, la construcción dinámica, personal y colectiva, activa desde cada persona, pero y también por la edad, ciertamente influida por la socialización familiar, escolar y social en general, esto es, enclavada en cierto discurso social y político sobre el tema así como los mensajes favorables o desfavorables sobre el mismo que circulan en su contexto y ambiente más próximo de cada quien. Veamos los resultados obtenidos.

Dibujos y frases[2]

Difícil traducir un dibujo o imagen, cuando además hay la convicción de que vale más que mil palabras, pero lo vamos a intentar, e ilustrar también con algún ejemplo.

En términos generales comentar que en los dibujos de niños y niñas de primaria predominaban los colores y el esfuerzo en el detalle de los mismos. En secundaria esto se iba perdiendo mostrando a veces cierto descuido, como por otra parte es lo usual por cuestiones de edad y evolución del desarrollo psicosocial infantil y en concreto la adolescencia. Mientras que en bachillerato ha desaparecido prácticamente el color y hay dibujos algunos con tendencias infantiles y otros estilizados e incluso con algún que otro rasgo minimalista. Dentro de estas tendencias por nivel escolar que obviamente tiene que ver directamente con la edad, aparecen otras cuestiones que se reiteran desde las gentes a los paisajes, la descripción de actividades y la inclusión de ciertos elementos que tienen que ver con Huasca y de forma muy particular con la mirada infantil, adolescente y juvenil del turismo en Huasca, misma que creemos se comparte con la población de otros grupos etarios y quizás la única gran diferencia sería que los más jóvenes concentran su visión en una apreciación y valoración sólo positiva o muy positiva, como vamos a ver, mientras la representación social adulta del turismo es más extensa, compleja, profunda y si bien es positiva también percibe los componentes negativos o problemáticos del mismo –como se observó en entrevistas y encuestas-, cuestión esta que no vamos a abordar aquí.

En general, como decimos, independientemente del grado y nivel escolar, y como respuesta a la solicitud de dibujar como ven el turismo en Huasca se centraron en dibujar personas y autos, paisajes urbanos y rurales, atractivos y actividades del lugar. De ahí que a posteriori se reunió la información por categorías de análisis que reagrupan las tendencias mostradas. Estas categorías analíticas son las miradas infantiles, las representaciones sociales del turismo, sus marcos interpretativos y experienciales, sus formas de organización psicológicas de la comunicación y el conocimiento social, expresadas en las ilustraciones realizadas.

Primaria

En este nivel educativo abundaron los dibujos de muchas personas, turistas, por calles, en el centro histórico, en bosques y lagos. Muchas personas, hombres, mujeres y niños paseando o realizando alguna actividad específica en los lugares más emblemáticos y visitados de Huasca. También autos, en ocasiones muchos, y camiones con gente. Se trataba de mostrar que hay muchos turistas y que Huasca se llena los fines de semana y los periodos vacacionales con visitantes, como luego expresaron en las descripciones y explicaciones sobre su dibujo. Esta es, quizás la principal visión sobre el turismo en Huasca, la multitud de gente en determinados días, especialmente en el centro histórico o en determinados atractivos de los alrededores.

“Casi todos los días festivos vienen a Huasca” (niño 9 años, 4° primaria)

“Todos los sábados y domingos hay muchos turistas y casi todo el pueblo se llena de personas” (niño 10 años 5° primaria)

“Es muy abundante el turismo” (niño 10 años 5° primaria)

“Como se amontonan los carros” (niño 10 años 5° primaria)

“Un autobús yendo a Huasca, los fines de semana llegan hasta más de cinco autobuses” (niña 10 años 5° primaria)

“Hay mucha gente y compran muchas cosas” (niña 12 años 6° primaria)

Otras ilustraciones se concentraron en dibujar lugares y aspectos del paisaje urbano, esto es, el centro o cabecera municipal, y dentro de éste la iglesia y el jardín central aparecieron muchas veces, además del mercado de comida y artesanías, lugares atractivos y muy visitados. Eso si, con el típico empedrado de las calles (Figura 1).

Figura 1. Calle del Centro histórico Fuente : Niña de 5° primaria, 2013.

Figura 1. Calle del Centro histórico
Fuente : Niña de 5° primaria, 2013.

Sin embargo, en este grupo de edad predominó el paisaje rural. Los Prismas fue el atractivo más dibujado, como en todos los grupos también aconteció. Los Prismas a veces sin gente, en ocasiones estilizados, otros detallados. Así que prácticamente turismo es casi igual a visita a los Prismas, o lo que es lo mismo los Prismas Basálticos es el principal atractor del turismo en Huasca según la mirada de la población infantil. Aquí la gente, o sea los turistas desaparecen -o disminuyen- y se enaltece el lugar emblemático por excelencia del municipio (Figura 2).

Figura 2. Los Prismas basálticos Fuente: Niño de 4° de primaria, 2013

Figura 2. Los Prismas basálticos
Fuente: Niño de 4° de primaria, 2013

“Yo dibujé los prismas porque me gusta su turismo, sus piedras y su agua” (niño, 10 años 4° primaria)

También, en ocasiones, al ex hacienda de San Antonio sumergida, es decir la presa y la chimenea que es lo que sobresale del agua, como que es algo que llama la atención a niños y niñas por lo que expresa de espectacularidad, extraordinario y misterioso, no porque sea el atractivo más visitado.

Y en general bosques y campos con muchos árboles y flores. Además de animales como peces y pájaros, básicamente. Mucha representación de agua con ríos, lagos, presas y cascadas, muy abundantes en la zona. A veces, escribiendo en el propio dibujo “el Zembo” o “Parque de San Miguel Regla”, o incluso « Peña del Aire » (Figura 3). Todos ellos lugares simbólicos muy apreciados por el turismo, de ahí que la infancia los dibuja cuando se le solicita un dibujo sobre el turismo en Huasca. Más que su mirada hacia el turismo es la mirada hacia lo que mira y valora el turista.

Figura 3. Peña del Aire Fuente: Niño de 4° de primaria, 2013.

Figura 3. Peña del Aire
Fuente: Niño de 4° de primaria, 2013.

Eso sí, en ocasiones, dibujan varias cosas como para abarcar todo lo que de turístico tiene Huasca plasman los diferentes lugares turísticos del municipio.

“El río del Zembo con truchas, y los Prismas, y un balneario” (niño 10 años 5° primaria)

“En el Zembo hay harto turista, igual en los Prismas, en la Peña del Aire bastante, en la Hacienda San Miguel Regla” (niño 11 años 5° primaria)

Además de los lugares, también ilustraban sobre las actividades que las y los turistas realizan, por lo que éstos aparecen comprando artesanías, comiendo o bebiendo, pescando, nadando, paseando en lancha, caminando o paseando, y tomando fotografías. Aquí se da un enfoque dinámico a la representación del turismo, esto es, sobre el paisaje y a veces con éste de fondo literalmente, tiene lugar una acción recreativa por la que viajan a Huasca, y esto es lo que ven los infantes y lo que esbozan en sus creaciones iconográficas (Figura 4).

Figura 4. Actividades diversas y divertidas Fuente: Niño 6° de primaria, 2013.

Figura 4. Actividades diversas y divertidas
Fuente: Niño 6° de primaria, 2013.

 

“La gente saca fotos a la fuente, comen quesadillas, se sientan a comer helado al lado de la iglesia, compran artesanías” (niño 9 años 4° primaria)

“Dibujé dos personas porque están comprando cosas” (niña 10 años 4° primaria)

“El río con truchas y un señor pescando” (niño 10 años 5° primaria)

“Pueden ir a por truchas en el Zembo, pueden ir a los columpios, comer truchas, comprar o pescar truchas” (niña 11 años 5° primaria)

A veces las actividades descritas comportan también interpretación de los estados de ánimo de los turistas al realizar la actividad: divertirse, disfrutar, estar tranquilo, ser feliz. Unas cosas, lo que hacen, y otras, sus emociones, parecen ser observadas, valoradas y representadas con gusto y satisfacción por quien dibuja sobre lo dibujado.

 

“Van en lancha en el Zembo y están disfrutando las familias” (niña 9 años 4° primaria)

“El Zembo tiene peces y los atrapan de los ríos, la Casa de Cultura es un parque donde viven pájaros y otros tipos de aves” (niña 9 años 4° primaria)

“Se divierten en el agua, en los caballos y en las motos, y pueden comer truchas y pescar” (niño 12 años 6° primaria)

“Los turistas visitando el Zembo y sus hijos en cuatrimotos y divirtiéndose meciéndose en el columpio, y están pescando” (niña 12 años 6° primaria)

“Primero una niña pescando en el Zembo y en el segundo unos hijos nadando en los Prismas” (niña 11 años 6° primaria)

En otras ocasiones se explicita la emoción o gusto de quien dibuja por lo que presenta “me gusta porque se les ve felices” explica una niña, esto es, se incluyen en su obra y expresan su sentir al ejecutarla o contemplarla, o reflexiones sobre el tema en cuestión. Como que anhelan el disfrute y la felicidad que perciben por parte de los visitantes.

“Hay turismo es muy agradable ver las culturas” (niño 12 años 6° primaia)

“Yo dibujé la escuela donde yo voy y el dibujo de abajo es el quiosco donde puedes subir, las personas pueden ver arriba, y me gusta porque tiene una vista muy bonita” (niña 12 años 6° primaria)

No faltó algún que otro dibujo donde los protagonistas fueron los juegos infantiles, pues seguramente se proyectaban en los niños/as visitantes y suponían o percibían como a ellos les gustaban. Como se ve en la lectura de algunas frases se pintan las cosas que a niños y niñas agradan, como es natural. Fue poco menos que inevitable dibujar y describir aspectos sobre su vida cotidiana más allá de la estricta tarea solicitada.

“La rueda de la fortuna es el día de la feria y el señor con la piñata el día de las posadas” (niño 12 años 6° primaria)

“A algunos les gusta ir a la feria del pueblo, otros al Museo del Duende” (niña 11 años 6° primaria)

Huasca tiene de todo: “artesanías, prendas, gastronomía, lugares turísticos, el Zembo, los Prismas, Peña del Aire, etc., y costumbres” (niña 12 años 6° primaria). Pero eso sí, que no quepa duda: “En un pueblo sea mágico o no sea mágico, su primer atractivo turístico es la iglesia del pueblo” (niña 12 años 6° primaria).

Secundaria

Las y los adolescentes de secundaria dibujaron las mismas cuestiones, quizás con la única diferencia –además de la técnica y estética del dibujo comentada con anterioridad- que en cuanto a paisajes además del rural mayoritario hubo un incremento en los dibujos del urbano. Así también en cuanto a las actividades con las cuales se distrae y divierte la gente que los visita, se diversificaron y especificaron, también y seguramente porque son cuestiones que personalmente y por etapa etaria conocen, les llama la atención o directamente les interesa. La representación, con sus percepciones, opiniones y valoraciones sobre el turismo es por edad más extensa y honda.

Mucha gente, camiones y coches (Figura 5). Esa es la primera y común imagen del turismo como aconteció en primaria: mucha gente reunida y el transporte que los lleva. También carreteras por donde circulan los autos, y casas en el paisaje. Mucha gente comprando cosas en varios lados.

Figura 5. Centro con autos y tiendas Fuente: Joven mujer de 3º secundaria, 2013.

Figura 5. Centro con autos y tiendas
Fuente: Joven mujer de 3º secundaria, 2013.

“Los sábados y domingos se ve lleno de carros, gente que se dispersa en varios lugares” (mujer 13 años 1° secundaria)

“Se me ocurrió dibujar unos autos con visitantes que se dirigen a Huasca” (mujer 14 años 3° secundaria)

Hay mucha gente comprando cosas” (hombre 14 años 3° secundaria)

Si bien y a pesar que se insiste y reitera que hay muchos turistas, también se menciona la tranquilidad del lugar casi en sentido promocional y en varias ocasiones como parte del atractivo. Lo cual es la tónica entresemana.

“Es un lugar muy tranquilo y con mucha naturaleza y hay lugares hermosos” (mujer 13 años 2° secundaria)

“Un lugar tranquilo y limpio y lleno de atracciones naturales” (hombre 15 años 3° secundaria)

“Huasca es un lugar muy bonito, tranquilo en el cual llegan muchos turistas de distintos lugares” (mujer 14 años 3° secundaria)

“Los días sábados y domingos hay muchos turistas a ver la cultura de Huasca, un pueblo relajante y tranquilo” (mujer 15 años 3° secundaria)

Los paisajes urbanos reiteraron la iglesia, como un marcador central en la plaza o parque central y como el centro más que emblemático de la trama urbana de Huasca, la fuente, el quiosco –donde está la Oficina de turismo, el Director y la información para la gente de qué visitar, dónde ir y qué hacer- y el Centro de Cultura que se encuentra a un costado de la Parroquia. Como hicieran los de primaria y bachillerato también, pero en secundaria en más ocasiones, dibujaron el mercado y las tiendas del centro, incluso a veces un plano de este lugar central en concreto, con personas y tráfico o con los lugares dibujados y en ocasiones también nombrados o señalados por escrito, como y también ya veremos desarrollaron los de bachillerato. Ven al turismo donde el turismo va, transita o permanece un tiempo.

“El centro de Huasca junto a la tienda artesanal, un restaurante de comida típica y la Casa de la Cultura” (hombre 12 años 1° secundaria)

Ya en cuanto al paisaje rural, como en todos los grupos etarios y niveles y grados escolares, destacan sobre todo lo demás, los Prismas. Es el principal atractivo para las personas que visitan por lo menos por primera vez, algo que llama la atención a jóvenes e infantes, y tienen la conciencia de su exclusividad –hay pocos vestigios geológicos en el planeta como éste-. Algunas personas llegan expresamente para conocerlos. Otro atractivo en este grupo fue la Peña del Aire, con varias de sus actividades recreativas incluidas (Figura 6).

Figura 6. Prismas, Peña, Ex haciendas Fuente : Joven hombre de 1º secundaria, 2013.

Figura 6. Prismas, Peña, Ex haciendas
Fuente : Joven hombre de 1º secundaria, 2013.

“La Peña del Aire y tiene una tirolesa que pasa de un lado a otro por el barranco, también tiene renta de caballos y rapel, cuatrimotos y bicicletas, tiene un río y aparte miradores” ( mujer 12 años 1° secundaria)

En segundo lugar, bosques con vegetación y sobre todo árboles, otro característico paisaje típico y tradicional del lugar que las jóvenes generaciones reiteran en sus dibujos, por lo cual también lo consideran un atractivo para visitantes, aquí sí para quienes llegan por vez primera, los que repiten y quienes habitualmente visitan el lugar.

“Puse árboles porque es el boque” (hombre 13 años 2° secundaria)

En alguna ocasión dibujaron duendes, varias veces caballos, peces, pájaros, flores, montañas, lagos, ríos, cascadas y hasta el sol (Figura 7). Todo parte de la naturaleza del lugar, así si la solicitud es cómo ven el turismo el Huasca, la respuesta a ello fue dibujar los lugares y los elementos que el turismo ve, le gusta y aprecia, y ellos observan perciben y opinan sobre esto. Lo que ven que admiran, lo que ven que hacen.

Figura 7. Actividades en el campo, en el agua, flores y peces Fuente : Joven mujer de 1º de secundaria, 2013.

Figura 7. Actividades en el campo, en el agua, flores y peces
Fuente : Joven mujer de 1º de secundaria, 2013.

El bosque sobre todo y muchas veces, en alguna ocasión la Piedra del Aire o el Arquito, piedras curiosas que son visitadas por quienes llegan, la presa de San Antonio, el Parque de San Miguel Regla, y cabañas, entre otras cosas.

“Es el boque de San Miguel Regla y es muy visitado” (hombre 14 años 2° secundaria)

Otra agrupación de dibujos giraba en torno al tema de las actividades que el turismo realiza y por las que supuestamente viajan y que las y los jóvenes recogen como su mirada del turismo, ya lo vimos en el nivel anterior. Los turistas toman fotos, comen en restaurantes, pescan, pasean en barco, nadan, montan a caballo, se cuelgan de la tirolesa, hacen rapel, van en cuatrimoto y bicicleta, suben en globo, hacen picnic, pasean en el bosque y contemplan paisajes desde miradores (Figura 8).

Figura 8. Actividades en barco, tirorela Fuente : Joven mujer de 2º de secundaria, 2013.

Figura 8. Actividades en barco, tirorela
Fuente : Joven mujer de 2º de secundaria, 2013.

“Es un lugar muy bonito porque tiene diferentes cosas o actividades” (mujer 13 años 1° secundaria)

“Los turistas siempre le toman fotos a la iglesia” (hombre 12 años 1° secundaria)

“La iglesia y su paisaje, y los turistas que van paseando” (hombre 12 años 1° secundaria)

“Puedes usar una moto, correr, paseos en la noche” (hombre 14 años 2° secundaria)

Los lugares, las actividades y las emociones que los primeros y las segundas producen en quien los visita y las realiza, así también los intereses de turistas, aparecen dibujados y narrados. En especial el disfrutar y divertirse son verbos que se reiteran como producto de admiración de paisajes y ejecución de acciones.

“Pueden comer comida exquisita y pueden disfrutar andar en lancha y ver el paisaje” (mujer 12 años 1° secundaria)

“Puedes disfrutar de su naturaleza” (mujer 13 años 1° secundaria)

“El bosque de San Miguel es un lugar muy bonito para jugar y divertirse” (mujer 14 años 2° secundaria)

“Un lugar muy bonito también es la iglesia porque a los turistas les gusta saber de nuestras costumbres y religiones” (niña 13 años 1° secundaria)

“Es muy divertido” (mujer 14 años 3° secundaria)

Incluso hubo quien lanzó eslóganes promocionales y propagandísticos, seguramente extraídos de algún medio de comunicación. Por lo que hay plena conciencia de la importancia de la actividad turística entre la población.

“Damos cuenta de lo que es la barranca de Aguacatitla, el lugar de las mejores cascadas de Huasca de Ocampo, Hidalgo, ¡Conócelas y te cautivará!” (hombre 13 años 1° secundaria)

Y también la emoción propia de quien dibuja y contempla al turismo, o quien se expresa dibujando no lo solicitado sino lo que realmente le gusta, lo considerado propio y lo valorado bonito, como también se explayaron los más pequeños.

“Los turistas van a muchos lugares de Huasca y les gustó ir y son padres los turistas” (hombre 12 años 1° secundario)

“Dibujé los Prismas porque me gustan” (hombre 12 años 1° secundaria)

“Este es mi parque de Huasca enfrente de la iglesia” (hombre 13 años 2° secundaria)

“El lugar más bonito es el mirador y hay animales bonitos” (hombre 14 años 2° secundaria)

“Dibujé un señor vendiendo sus artesanías, el parque que está bonito, el río, el quiosco, y dibujé unos juguetes” (mujer 14 años 2° secundaria)

Finalmente aparece la necesidad económica del turismo en Huasca, una mirada hacia el turismo también, concretamente percibida en este grupo de secundaria, lo cual tiene que ver, por supuesto, con la mayor edad, y que se profundizará en los más mayores. Saben que el turismo proporciona ingresos y empleo.

“Pues el turismo es algo que necesitamos todos los habitantes de Huasca porque hay más dinero” (hombre 14 años 3° secundaria)

“El turismo es bueno porque Huasca recibe mucho turismo” (mujer 15 años 3° secundaria)

Bachillerato

La población consultada de nivel bachillerato dibujó cosas similares a los anteriores grupos etarios, eso sí en cuanto al paisaje se concentró en el paisaje urbano a diferencia de primaria y secundaria, seguramente parte de su propio interés personal en esos momentos de su vida. Si bien y como se dijo, disminuyó el color y los detalles de la ilustración, en el caso de los relatos y testimonios recabados estos fueron más largos, explicativos y detallados que en los otros niveles escolares, también se abrió el espectro de temas, conocimiento e intereses sobre el turismo, causas y consecuencias.

Como los otros sectores educativos y edades mucha gente, esto es muchos turistas, su visión del turismo central reflejada en los dibujos solicitados. Carreteras, camiones y autos completan este señalamiento de muchas personas que visitan el lugar y los recorridos que realizan por varios sitios del mismo.

“En el centro hay muchos turistas y es muy alegre y se ve bien” (hombre15 años 1° secundaria)

“Pues yo los turistas que he visto siempre llegan en autobús y hacen un recorrido al centro y después se van a otros lados como los Prismas” (hombre 15 años 1° bachillerato)

“En el centro hay muchos por la comida y las artesanías” (mujer 15 años 1° bachillerato)

“Los días sábados es cuando hay más turistas, vienen el viernes y se van el domingo por la tarde, a veces no vienen porque arreglan las carreteras o las cierran” (mujer 15 años 1° bachillerato)

En cuanto al paisaje urbano, mayoritario como decimos, la iglesia y el parque central destacan, así como las características calles empedradas, la fuente, restaurantes, tiendas de artesanías y tiendas del centro en general (Figura 9). Hasta la Oficina de turismo en el quiosco del centro aparece en dibujos y relatos.

Figura 9. Centro histórico Fuente : Joven mujer de 1° de secundaria, 2013.

Figura 9. Centro histórico
Fuente : Joven mujer de 1° de secundaria, 2013.

“Están en el centro de Huasca donde les informan las maravillas que hay en Huasca” (hombre 16 años 1° bachillerato)

“En el centro con su iglesia, jardines, portones de comida y artesanías” (hombre 16 años 1° bachillerato)

Ya en el paisaje rural de nuevo los Prismas, su puente colgante y tirolesa, la presa de San Antonio, el Arquito, como cuestiones concretas que el turismo visita. Y como espacios generales: los bosques y los cuerpos acuáticos. Árboles y flores, peces y aves, y el sol en el cielo, completan la ilustración (Figura 10).

Figura 10. Bosques, agua, actividades Fuente : Joven hombre de 2° de bachillerato, 2013.

Figura 10. Bosques, agua, actividades
Fuente : Joven hombre de 2° de bachillerato, 2013.

“El bosque, los Prismas, Peña del Aire, lugares formados por la naturaleza” (hombre 16 años 1° bachillerato)

En este grupo de edad hubo quien también alentó la visita por la tranquilidad y convivencia, además de lo bonito del lugar, como parte de un mensaje que al parecer desea trasmitir a través de su testimonio. Esto es, si bien los días que llega el turismo no hay mucha tranquilidad, se considera que este estado o emoción es lo que el turismo busca en su visita, comparativamente a sus lugares de origen, lo mismo con las bellezas de Huasca. Eso si, predominando la ilustración de muchos lugares bonitos y mucha gente alegre (Figura11).

Figura 11. Muchos lugares bonitos, mucha gente alegre Fuente : Joven mujer de 3° de bachillerato, 2013.

Figura 11. Muchos lugares bonitos, mucha gente alegre
Fuente : Joven mujer de 3° de bachillerato, 2013.

 

“Hay muchos lugares bonitos, tranquilos y para convivir muy tranquilamente” (hombre 19 años 2° bachillerato)

“Viajan por sus tradiciones y los lugares bonitos que hay en Huasca, y se respira tranquilidad” (hombre 17 años 3° bachillerato)

“Encontrará riqueza natural, artesanal, armonía y tranquilidad” (hombre 19 años 3° bachillerato)

Así a veces los dibujos más que la visión hacia el turismo es la mirada hacia lo que el turismo admira y valora, por lo que viaja a su pueblo, los atractivos del destino turístico en cuestión. En este grupo aparecen también relatos que interpretan los motivos de la llegada del turismo y remarca los atractivos, lo que busca y encuentra, lo que se le ofrece y satisface.

“Llega mucho turismo por su gran antigüedad y que es un lugar muy agradable porque no hay mucha contaminación” (hombre 16 años 1° bachillerato)

“Es un lugar turístico por sus tradiciones, sus haciendas y sus parques” (hombre 16 años 1° bachillerato”

“El turismo busca nuevas cosas con Pueblos Mágicos” (hombre 18 años 3° bachillerato)

“Huasca ofrece lugares muy bonitos, sus artesanías, sus ricos platillos, el hospedaje” (hombre 17 años 3° bachillerato)

Por otro lado, y dentro de las actividades, dibujos de personas con la típica cámara en mano tomando la no menos típica foto. Personas que compran artesanías, comen, pescan, nadan, van en tirolesa, a caballo, barca o cuatrimoto, y a pie paseando.

“Se pasean por las calles, visitan tiendas de ropa, restaurantes, y observan todo el contenido del pueblo” (hombre 19 años 2° bachillerato)

“Hacen un día de campo en los bosques, están comiendo en los centros turísticos, tomándose fotos, divirtiéndose” (mujer 17 años 2° bachillerato)

“Pescar, acampar, tirolesa, entrar a cuevas, nadar, artesanías” (mujer 18 años 3° bachillerato)

Así el turismo, el paisaje de Huasca y las actividades que el primero realiza en el segundo, son la mirada o cómo ven el turismo la muestra de jóvenes consultados al respecto, su representación social más usual, como en otros grupos escolares, pero como vemos aquí se amplía por la edad. De ahí que esbozan elementos rurarles y urbanos, casas e iglesias, campos con árboles, lagos con peces, todo lo importante y atrayente para el turismo (Fig. 12).

Figura 12. Elementos rurales y urbanos Fuente : Joven hombre de 2° de bachillerato, 2013.

Figura 12. Elementos rurales y urbanos
Fuente : Joven hombre de 2° de bachillerato, 2013.

“Nadan en los balnearios, rentan cuatrimotos, caballos, van disfrutando al Museo del Duende, beben sus bebidas frescas” (hombre 18 años 2° bachillerato)

También se describen emociones de felicidad por la visita, sonrisa en los dibujos y el relato verbal por escrito en la frase que lo explica.

“Una familia feliz por su visita” (hombre 15 años 1° bachillerato)

“Van a un lugar agradable y tranquilo, en el cual se la pueden pasar muy bien” (mujer 16 años 1° bachillerato)

“Explico en mi dibujo que la gente se divierte con sus mascotas o rentan caballos y aunque hay gente que no le gusta después se animan” (hombre 17 años 2° bachillerato)

Pero hay más, como decimos en este grupo etario y nivel escolar ya se detectan comentarios no sólo sobre la importancia del turismo para el lugar, como los de secundaria hacen de manera incipiente, sino como ha disminuido en últimas fechas, es decir la percepción de los cambios en cuanto a la actividad turística. También y a diferencia de los grupos anteriores en varias ocasiones mencionan que Huasca es Pueblo Mágico. A veces más que explicar cómo ven el turismo en su pueblo parece que promocionen el pueblo o que expliquen qué ven los turistas en el pueblo. Sobre todo destaca la conciencia social sobre el fenómeno y actividad turística y repercusión en cuanto a empleo y supervivencia económica de parte de sus habitantes.

“Es un Pueblo Mágico que cuenta con centros turísticos, es un lugar muy hermoso” (mujer 17 años 3° bachillerato)

“Los turistas dejan una gran derrama económica y eso genera empleos para las personas de este lugar” (hombre 18 años 2° bachillerato)

Aquí en mi dibujo estoy demostrando que el turismo es muy importante para Huasca porque así le da a conocer la importancia que tiene y demostrarles las cosas bellas que hacen” (mujer 17 años 1° bachillerato)

“Antes asistía más gente a Huasca por su belleza pero ahora con el incremento ha bajado la visita del turismo” (hombre 15 años 1° bachillerato)

“El turismo ahora es muy pobre porque hay gente de Huasca que depende del turismo el cuál ha disminuido y en parte tiene la culpa la competencia que hay de los lugares turísticos, en mi persona y opinión yo explico a detalle los lugares que hay y ellos escogen los convenientes para ir, y les ofrezco precios  para que escojan y para ello debes estar informado de todo, yo he trabajado y he ido a diversos lugares es por ello que estoy familiarizado y quisiera que los precios bajaran y la gente cooperara a que haya más turistas” (hombre 19 años 2° bachillerato)

“El turismo ha disminuido un poco y yo quiero creer que por la crisis económica pero deberían implementar más cosas para que el turismo se anime a visitar Huasca” (mujer 16 años 2° bachillerato)

Además, hay quien añade el buen trato que Huasca da al turismo.

“Se les trata de buena manera y con amabilidad, con un trato digno” (hombre 16 años 1° bachillerato)

“El turismo se ve feliz, porque las personas de Huasca les brindan calidez, son amables y hospitalarios” (mujer 17 años 3° bachillerato)

“Quiero dar a conocer que el turismo en Huasca es muy agradable y cada fin de semana viene mucha gente y puedo percibir que les gusta mucho Huasca y sus recorridos. El turismo en Huasca es muy bueno y bastante agradable” (mujer 19 años 1° bachillerato)

Por supuesto, no puede faltar la promoción clara y directa de Huasca o incluso de los beneficios del turismo o visitas turísticas en general, y también cierto tono y expresión de orgullo por lo que se tiene o por ser del lugar y ver o sentir como otros –los turistas- lo valoran y remarcan los lugares especiales de cada quien y aconsejan sobre los mismos.

 

“Mi dibujo es poquito, pero el turismo es de que vengan a conocer los centros turísticos de Huasca, es agradable y seguro y sus características y tradiciones son mejores” (mujer 18 años 1° bachillerato)

“Es muy bueno el turismo porque tienes un ambiente natural del cual disfrutas mucho cuando vienes de visita, o de una ciudad, es muy bueno convivir con amigos y familia” (mujer 15 años 1° bachillerato)

“Huasca es muy hermoso, puedes encontrar variedad de dulces regionales, antojitos mexicanos, artículos hechos a mano como la alfarería que sábados y domingos venden en el centro” (mujer 17 años 2° bachillerato)

“Es un Pueblo Mágico conocido por sus 13 maravillas, los Prismas Basálticos, es uno de los atractivos turísticos más conocidos del mundo” (hombre 18 años 3° bachillerato)

“Un lugar lleno de aventura, que conserva su cultura, con comida muy sabrosa y haciendas con gran vegetación y entretenimiento” (mujer 17 años 3° bachillerato)

“Dos chicos disfrutando de la naturaleza, es un lugar muy bonito. ¡Los invito a visitar Huasca de Ocampo!” (hombre  18 años 3° bachillerato)

“Si yo fuera guía turística recomendaría el bosque de las truchas en San Miguel porque es mi lugar favorito en Huasca” (mujer 17 años 2° bachillerato)

En todos los dibujos y frases recabadas a lo largo de este estudio no hubo alusión alguna a los problemas que conlleva el turismo. Pero aquí hay dos testimonios que señalan los impactos negativos del turismo en un par de muchachas de bachillerato. Mayor edad, conocimiento y comunicación de críticas, como decimos por su más amplia comprensión del fenómeno turístico, sus diversas aristas, y entre ellas las repercusiones no satisfactorias.

“El turismo es una parte muy importante para la sociedad, a obtener interés, saber más de las culturas y bellezas de lugares, etc. Así mismo es una gran satisfacción tener visitantes pero tiene ventajas y desventajas, puesto que algunos turistas son muy irresponsables y no cuidan la naturaleza” (mujer 17 años 2° bachillerato)

“Es un pueblo muy bonito pero el turismo trae contaminación y malos hábitos” (mujer 19 años 3° bachillerato)

La importancia del nivel educativo, o quizás sería más correcto decir la edad de niños/as y jóvenes, muestran unas representaciones sociales similares en términos generales, pero con énfasis y matices diferentes en determinadas cuestiones.

 

Reflexiones finales

Para ir cerrando este texto y como se indicó al inicio, por un lado, el dibujo es copia o imitación activa e interrelacional de la realidad, representaciones de cómo se concibe ésta en las mentes infantiles y juveniles (Piaget, 1986). En este sentido se puede ver el desarrollo psicosocial de las personas, mientras en primaria son esbozos más o menos descriptivos que reflejan un conocimiento inicial de paisajes, atracciones y actividades turísticas, en secundaria se amplían estas últimas, y en bachillerato incluso las interpretaciones sobre el tema, aquí especialmente en las narraciones sobre los dibujos más que en estos mismos. Por otro lado, el lenguaje es también imitación dinámica en el aprendizaje infantil (Delval, 1999), y se interrelaciona con el desarrollo psicosocial de la mente (Vigostky, 1981). Aquí se observa claramente cómo a más edad y escolaridad se pasa de la descripción paisajística a la conciencia social de los problemas de la comunidad con relación al turismo, incluso en convertirse en promotores espontáneos pero conscientes del mismo.

Añadir que este tipo de trabajos suelen ser muy satisfactorios y gratificantes, ya que a la gente y la infancia está incluida, le gusta expresar su opinión, le agrada ser escuchada, un bien más preciado en una época como la nuestra que parece en ocasiones escaso. Por otra parte, infantes y adolescentes –si bien estos últimos no tanto- disfrutan dibujando como un medio de expresión lúdico, divertido y conocido.[3]

Retomando la pregunta central sobre cuál es la percepción y valoración de infantes y jóvenes de Huasca en torno al turismo en su localidad, vamos aquí a resumir la respuesta dada y algunas interpretaciones en este estudio empírico hasta donde sea posible.

Sobre los hallazgos de dibujos y relatos en primer lugar hay una claridad perceptual en torno a la importancia del turismo en su municipio y localidades, en esto hay coincidencia y casi unanimidad, entre sexos, edades, niveles educativos y grados escolares. Su representación social, percepción y opinión general es que hay mucho turismo en Huasca. Su valoración sobre el mismo –salvo excepciones- es mayoritariamente positiva. Si bien y sobre esto último sí hay alguna diferencia etaria que tiene que ver con el desarrollo humano (Delval, 1989;1999) y con la representación social que infantes y jóvenes se hacen del fenómeno y la actividad turística, misma que a su vez se interrelaciona con los marcos de interpretación y experienciales, los saberes prácticos y reflexivos de cada personas y grupo etario.

Resultado del análisis de expresiones iconográficas y lingüísticas es posible afirmar que todo mundo parece acordar que hay mucho turismo en Huasca. Así también que el turismo lleva a visitar paisajes rurales y urbanos, los primeros destacados por los más jóvenes de la muestra y los segundos por los de mayor edad. Esto quizás debido a los diferentes intereses de cada quien, los infantes fascinados por las cosas que llaman la atención de los alrededores de la cabecera municipal, donde además tienen lugar y se pueden realizar actividades sumamente apreciadas y atractivas para ellos. En el caso de los jóvenes, la trama urbana resulta más atrayente, tal vez porque es un lugar por ellos conocido y el cual visitan en ocasiones, espacio con el cual se identifican e identifican como centro emblemático de la localidad, núcleo central de la vida política, económica y social.

Lo mismo acontece con el conocimiento y comunicación de las actividades turísticas, si bien es cierto que a mayor edad y escolaridad aparecen más diversificadas y ampliadas.

Por otra parte, resulta curioso señalar ya entre los más pequeños se percibe y expresa estados de ánimos del turista y la propia emoción ante el recuerdo y expresión al realizar el ejercicio. Aparece el mundo emocional, la alegría ante los paisajes y las actividades, el disfrute por la visita. En el grupo de secundaria y sumando a lo anterior no sólo el dibujo se estiliza con la aparición incluso de planos urbanos, sino que se agudiza el relato testimonial y se menciona, por ejemplo, la tranquilidad del lugar como atractivo más allá de la descripción, los sentimientos y la interpretación sobre los mismos adjudicados al turista, así como las suyas propias. Tampoco dejan pasar la ocasión para lanzar eslóganes propagandísticos. Ya en el tercer nivel educativo, y de nuevo además de lo anterior, se muestra especial sensibilidad para abordar lo relajante y bonito, lo que se busca y se ofrece, lo que se encuentra y satisface, en un alarde de empatía con el turista o visitante, sus necesidades y emociones. No dejan tampoco de promocionar el lugar con cierto orgullo. Pero lo más destacado de este grupo de bachillerato es una representación social del turismo desde la comprensión más profunda del mismo, no lo que significa para el turista desde su mirada como los infantes hicieran señalando diversión, sino desde la conciencia social, la importancia del empleo e ingreso para un sector de la población de Huasca, lo que significa el turismo para el destino. Además, apuntan los problemas en últimas fechas ante la disminución del mismo en varios relatos recabados. Así también en este grupo aparecen un par de críticas, una representación que tiene en cuenta los impactos concretos y negativos del turismo, no solo la mirada general y positiva de medios, autoridades y muchos habitantes, sino la experiencia negativa de algunos de estos últimos y que se refleja en unas frases. Si bien es claro que la representación del turismo para la muestra consultada es en general mayoritariamente positiva, como en las demás edades.

Según todo esto el turista llega de forma numéricamente importante, porque desea admirar paisajes, realizar deportes y una variada gama de actividades, sobre todo busca tranquilidad y belleza, y quiere divertirse. El turista observa, hace, siente. El turista es feliz. El turismo es bueno o benéfico para el pueblo o el municipio. Hay que promocionar el turismo en Huasca. Quienes ilustran y explican, así lo consideran y expresan, parecen anhelar en parte, sentir la alegría y placer del turista, y en cierto modo también apuntar y apuntalar el orgullo de sentirse valorados y admirados. El turismo valora el lugar, ellos valoran a los turistas y se sienten valorados por ellos, en una suerte de espiral de retroalimentación emocional aparentemente satisfactoria para todos.

En fin, percepciones, opiniones, valoraciones y actitudes hacia el turismo, parte de las formas de conocimiento del sentido común de la realidad (Jodelet 2008), que combinan lo psicológico y social (Moscovici 1979), que colaboran en la interpretación del mundo y orientan la interacción social. En todo caso, y según los resultados de este estudio de caso hay, como se dijo, una representación social del turismo valorada positivamente por la población infantil y juvenil consultada, que tiende a la descripción de paisajes, actividades, emociones y necesidades, y que desemboca en algunos sectores en la apreciación socio económica para la supervivencia, y que en todos se desea promocionar más si cabe. Como que el turismo es, hoy por hoy, y repetimos según la investigación concreta realizada, parte de la identidad social de Huasca.

 

[1] Aclarar que el instrumento fue aplicado y respondido en el salón de clase, con el permiso de la dirección y profesorado de los centros, a quienes se agradece su invaluable cooperación, en especial la participación entusiasta de los infantes y jóvenes. Añadir que el número de cuestionarios fue mucho mayor, pero aquí y a efectos del análisis se presenta una selección de los mismos que tiene en cuenta el hecho que haya similar cantidad por cada sexo, así como por centro, grado y edad. También mencionar que los resultados de este estudio solo son inferencias representativas de la muestra en cuestión no de toda la infancia y juventud de Huasca.

[2] Sobre los dibujos explicaremos algunas cosas observadas, ya que no es posible presentar todos, ni siquiera una selección representativa. En cuanto a las frases decir que se corrigió la ortografía en la transcripción, y también añadir que las que eran meramente descriptivas del dibujo tipo “mi dibujo son los Prismas basálticos” o “la presa de San Antonio que era una hacienda que hace años se inundó” no las vamos a transcribir, sólo aquellas que además de la descripción proporcionen alguna otra información que resulte de interés. Por otra parte, mencionar que si bien en ocasiones se observa cómo se copiaron entre ellos/as los dibujos, no lo hicieron en cuanto a las frases.

[3] Y por otro lado también, tras este ejercicio se pudo de alguna manera y en alguna medida devolver a la comunidad investigada parte de los resultados de investigación, no tanto en artículos o libros no siempre valorados, sino a través de sus propias creaciones, los dibujos, cuestión que los hace crecer en autoestima, así como y de paso, en alegría de vivir. Finalmente, la comunidad, las jóvenes generaciones, directivos y profesorado, así como políticos y desarrolladores de políticas públicas pueden contar con un insumo, quizás diferente al tradicional, pero no por ello menos importante, en torno a cómo se aprecia el turismo en esta localidad.

Referencias bibliográficas

Araya Umaña, Sandra. Las representaciones sociales: Ejes teóricos para su discusión. Cuaderno de Ciencias Sociales, n° 127.  San José: FLACSO, 2002.

Banchs,  María A.; Agudo Guevara, Álvaro ; Astorga, Lislie. “Imaginarios, representaciones y memoria social” In  Espacios imaginarios y representaciones sociales. Aportes desde Latinoamérica, edited by Ángela Arruba and Martha de Alba, 47-95. Barcelona: Anthropos/UAM-I., 2007

Castoriadis, Cornelius.  La institución imaginaria de la sociedad. Barcelona: Tusquets, 1983.

___, Los dominios del hombre: las encrucijadas del laberinto. Barcelona: Gedisa, 1988.

De Alba, Martha. “Mapas imaginarios del Centro Histórico de la ciudad de México: de la experiencia al imaginario urbano” In  Espacios imaginarios y representaciones sociales. Aportes desde Latinoamérica, editd by Ángela Arruba and Martha de Alba, 285-319. Barcelona: Anthropos/UAM-I., 2007

Delval, Juan. “La representación infantil del mundo social” In El mundo social en la mente infantil, edited by Eliot Turiel; Ileana Enesco; José Luis Linaza, 245-328. Madrid: Alianza Editorial, 1989.

___, El desarrollo humano. Madrid: Siglo XXI.

Enciclopedia de los municipios de México.  “Huasca de Ocampo” In http://intranet.e-hidalgo.gob.mx  (accessed March 4, 2013).

Fernández Poncela, Anna María. Infancia, adolescencia y política en México. México : Miguel Ángel Porrúa, 2005.

García, María del Carmen; Navas, Marisol ; Cuadrado, Isabel. ““Los turistas se divierten, lo inmigrantes trabajan”: una descripción de dos grupos sociales a través del dibujo infantil” Revista Internacional de Psicología y Terapia Psicológica 3 (1) (2003): 59-79.

Girola, Lidia. “Representaciones e imaginarios sociales. Tendencias recientes en la investigación” In Tratado de metodología de las ciencias sociales: perspectivas actuales, edited by Enrique de la Garza Toledo; Gustavo Leyva, 402-431. Ciudad de México: FCE/UAM, 2012.

Ibáñez Gracia, Tomás. “Representaciones sociales teoría y método” In Ideologías de la vida cotidiana, edited by Tomás Ibáñez Gracia. Barcelona: Sendai, 1988.

Jodelet, Denise. “La representación social: fenómenos, concepto y teoría” In Psicología social II, edited by Serge Moscovici, 469-493. México: Paidós, 2008.

Moscovici, Serge. El psicoanálisis, su imagen y su público. Buenos Aires: Huemul, 1979.

Piaget, Jean. 1986, Seis estudios de psicología. Barcelona: Labor, 1986.

Rodríguez Salazar, Tania. Las razones del matrimonio. Representaciones, relatos de vida y sociedad. Guadalajara: Universidad de Guadalajara, 2001.

Vigotsky, Lev. “The Genesis of Higher Mental Funtions” In The Concept of Activity in Soviet Psychology, edited by  James V. Wertsch, 134-143. New York: Sharpe, 1981.

 

 

[/vc_column][/vc_row]