Turigriños Go Home

Sharon R. Roseman

PHTO.2-RosemanFigura 1. Turigriños Go Home
Tomada el 1 de Julio de 2008 con una cámara digital Nikon Coolpix P2 en Santiago de Compostela, España.
Fuente: Roseman, 2008.

En plena recesión económica, la gente todavía asimilaba los resultados de las elecciones generales al parlamento del estado español de 9 de marzo de 2008 y encaraba las elecciones de principios de 2009 al gobierno de la comunidad autónoma de Galicia. El contenido de la pintada veía amplificado su mensaje de enfado gracias a su localización en una calle que conduce a la catedral de Santiago de Compostela. La muchedumbre que buscaba sustento y recuerdos contrastaba con la ansiedad económica y política que había en otras partes de la ciudad.

El neologismo que se expresa sobre el edificio de piedra está escrito en lengua gallega. “Turista-peregrino” combina turi- para turista tanto en gallego como en castellano (español), y-griño – en este caso una forma paródica derivada de la última parte del diminutivo gallego de peregrino. Tal como sucede en la mayor parte de los escritos que se realizan en los espacios públicos, el juego de palabras es fundamental. Peregrino/a se usa tanto en castellano como en gallego. Algunos sinónimos son romeiro/a y también pelegrin/a, tal como se encuentra en diccionarios históricos y otros textos (p.ej. Santamarina 2006-2013).

Menos familiar y más despectivo, el sufijo ‘-iño ‘ galleguiza el término castellano mangurrino utilizado para designar una persona “corrompida” o sin valor “(Collins Diccionario español, 2005). Sinónimos relevantes son mangante para designar una persona parásita y mangoleteiro para designar a alguien a quién no le gusta trabajar (Gran Dicionario Século 21 da Lingua Galega, 2005, p. 797).

Turigriño, mangurriño: la combinación de los dos evoca el ya conocido desde hace tiempo “Tourist go home” (parodiado en Jackson y Weyman, 1959).

La fotografía fue tomada en uno de los umbrales del casco antiguo, en una especie de zona fronteriza (Anzaldúa, 1987). He estado tomando fotografías de pintadas – comunicando reprimendas, alarmas, humor autocrítico y ultraje- en Santiago de Compostela desde principios de los 1990s. He encontrado normalmente nuevos ejemplos fuera del casco antiguo– Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, nominado Capital Europea de la Cultura en el año 2000. En este caso, había algo relativo a su localización – y quizás a la tentativa fracasada o poco entusiasta de borrarla – que indica que la pintada está “casi-fuera-de-su-sitio” (Douglas, 1966, pp. 35-36).

Turismo y patrimonio pueden ser elementos para el debate político en lugares como Galicia dónde son vistos por algunos como estímulos para la especulación inmobiliaria y que, además, han substituido el empleo industrial y en los servicios públicos por empleos con bajos ingresos, inseguros, y a menudo estacionales. Hay también ambivalencia específica tanto en la izquierda como en la derecha política sobre quién se ha beneficiado de la revitalización del Camino de Santiago, la peregrinación medieval hacia Santiago. Algunas reservas se dirigen hacia los autodeclarados viajeros, que se presentan como peregrinos, acomodándose gratis en hostales destinados a hospedar a los que sí que tienen propósitos de peregrinación sinceros y espirituales (p.ej. Frey, 1998).

La presencia, motivaciones, y actividades de los viajeros no pueden ser apartados del debate político local. El vilipendio a los visitantes a través del neologismo en gallego constituye una de tantas quejas que, en un paisaje politizado, se dirigen tanto a los votantes locales como a los turistas que llegan y a los peregrinos (Roseman y el Pífano, 2008). Para los gallegos, la Cidade Vella (el casco antiguo) es un elemento que da forma a la acción y al debate político incluso cuando, históricamente, las pintadas sobre sus edificios patrimoniales han sido menos frecuentes que en otras partes más recientes de la ciudad y, cuando, si se han producido, han sido borradas más rápidamente.

El aumento de pintadas antiturísticas estratégicamente localizadas, realizadas tanto por grupos políticos como por autores anónimos comenzó a aparecer en las noticias en la misma época en la que tomé esta fotografía. El 1 de septiembre de 2008, un partido político municipal planteó sancionar el grupo Assembleia da Mocidade Independentista (AMI) que había firmado una pintada de este tipo en Sada, una playa popular cerca de la ciudad de A Coruña (La Opinión Coruña, 2008). Es ciertamente probable que ellos también fueran los autores de la pintada que fotografié en Santiago de Compostela.

El 15 de mayo de 2011, se desarrollaron protestas de los Indignad@s contra la crisis económica, la corrupción, y el capitalismo neoliberal organizadas por redes como Plataforma ¡ Democracia Real YA!  y Juventud SIN Futuro en las plazas públicas de España. En Santiago, comenzaron las reuniones y encuentros sobre el terreno en la Praza del Obradoiro, la plaza ubicada delante de la catedral. Turistas-peregrinos y peregrinos-turistas (p.ej. Smith, 1992) no tenían otra opción que ser testigos de los mensajes de los activistas, en este caso reproducidos a través de pancartas y discursos orales más que sobre los elementos del patrimonio.

Desde 2008, las pintadas sobre elementos del patrimonio gallego y las atracciones turísticas han seguido (p.ej. Faro de Vigo, 2011; Gómez, 2013). Muchos, por el contrario observan silenciosamente con ironía como sus localidades se vacían de trabajadores que deben emigrar para encontrar sustento mientras sus propios espacios siguen siendo un santuario para los visitantes (Roseman 2013). En suma, las espacialidades que producen el paso de visitantes se convierten en un telón de fondo en el que se afilan otras discusiones políticas más amplias (Lefebvre, 1991). ¿En julio de 2008, quién eran los mangurriños? ¿Los supuestos turistas peregrinos o aquellos vecinos para los cuáles la promoción del patrimonio para el beneficio principal de los forasteros podría ser vista por una minoría como una forma de transgresión?

Referencias

Anzaldúa G., 1987, Borderlands, la frontera: the new mestiza, San Francisco, Aunt Lute.
Collins Spanish Dictionary, 2005, Collins Spanish dictionary – complete and unabridged, 8th edition, HarperCollins.
URL : WordReference.http://www.wordreference.com/es/en/translation.asp?
spen=mangurrino.
Douglas M., 1966, Purity and danger: an analysis of the concepts of pollution and taboo, London, Routledge & Kegan Paul.
Faro de Vigo, 2011, “Patrimonio elimina pintadas de los edificios del centro histórico”, Faro de Vigo, 12/09/2011.
URL : http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2011/12/09/patrimonio-elimina-
pintadas-edificios-centro-historico/604521.html.
Frey N.L., 1998, Pilgrim stories: on and off the road to Santiago, Berkeley, University of California Press.
Gran Dicionario Século 21 da Lingua Galega, 2005, Gran dicionario século 21 da lingua galega, Vigo, Editorial Galaxia and Edicións do Cumio.
Gómez M., 2013, “El patrimonio noiés recibe un nuevo ataque en forma de pintada”, La Voz de Galicia, 29/03/2013.
URL: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/barbanza/2013/03/29/patrimonio-noies-recibe-nuevo-ataque-formapintada/0003_201303B29C4993.htm.
Jackson S. & Weyman R., 1959, Tourist go home, National Film Board of Canada.
La Opinión Coruña, 2008, “Mobilario urbano aparece con pintadas contra el turismo”, La Opinión Coruña, 01/09/2008.
URL : http://www.laopinioncoruna.es/coruna/2008/09/01/mobiliario-urbano-aparece-pintadas-turismo/217573.html
Lefebvre H., 1991,The production of space, Nicholson-Smith D., trans., Malden and Oxford, Blackwell.
Roseman S.R., 2013, “Unemployment and labor migration in rural Galicia (Spain)”, Dialectical Anthropology, vol. 37, n˚ 3, pp. 401-421.
Roseman S.R. & Fife W.,2008, “Souvenirs and cultural politics in Santiago de Composela”, International Journal of Iberian Studies, vol. 21, n˚ 2, pp. 109-130.
Santamarina, A., 2006-2013, Dicionario de dicionarios, Instituto da Lingua Galega.
URL: http://sli.uvigo.es/ddd/ddd_pescuda.php?pescuda=PELEGRIN&tipo_busca=lema
Smith V., 1992, “The quest in the guest”, Annals of Tourism Research, vol.19, n˚ 1, pp. 1-17.

Autor

Sharon R. Roseman
Professor, Department of Anthropology, Memorial University Academic Editor, ISER Books

 

Traducción Inglés > Español:

Salvador Anton Clavé
Universitat Rovira i Virgili